martes, 1 de febrero de 2011

Estado e Internet, tensiones

El estado sobre Internet:
Ya no se trata de reprimir, encarcelar, torturar y matar. Ya no se trata de ahogar la libertad de expresión controlando los medios de comunicación y amordazando a los periodistas. Mubarak estrenó algo más severo e histórico: la desaparición de un país de la red, es decir, la imposibilidad de que los seres humanos se comuniquen entre sí a través de Internet, por teléfonos móviles o SMS.

Esto, aparente, no es joda

Rojadirecta ya ha sido denunciado dos veces en España y el caso se ha archivado, con lo cual el país al cual se corresponde juzgar si el sitio es legal o no ya decidió que no hay nada fuera de lo normal, así que no termino de entender cuál es el problema o de dónde se quiere colgar EE.UU en este tema


Internet sobre el estado:
En respuesta al bloqueo de Internet en Egipto, Google decidió involucrarse en la crisis política y anunció este lunes que creó una forma de colocar mensajes en Twitter por medio de llamadas telefónicas.
Google trabajó con el sitio de microblogueo Twitter y su nueva adquisición SayNow, especializado en plataformas de voz en Internet, para que sea posible que cualquier persona pueda 'twittear' dejando un mensaje en tres números telefónicos.
Con el objetivo de obtener una porción del creciente negocio que generan los juegos sociales como Farmville o Mafia Wars, Facebook hará obligatorio el uso de su propio sistema Credits para transacciones en la plataforma

Temas mezclados, de los últimos días. Palo y palo. Estoy apurado, pero no quería dejar de compartirlas. La reflexión se las dejo a ustedes.

1 comentario:

  1. I imply, it was pretty bizarre how the refs saved throwing flags at the finish of Super Bowl LVI in ways that instantly helped the Rams to win the game. I realized this 파라오카지노 the exhausting method in mid-January during an NFL playoff game between the Los Angeles Rams and Arizona Cardinals. I didn't care in any respect about who gained the game and even by how a lot.

    ResponderEliminar